Twitter y el arte de la seducción 2.0 (Parte 1)

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   17 de junio del 2010

En medio de tu desesperación ante el tedio de la vida normal (a partir de ahora llamaremos a esto “1.0″ como lo dictan las reglas de netiquette) y lo decepcionante que ha resultado ver en Facebook lo que pasó con aquellos que te atraían en la infancia o la universidad, has decidido abandonar el uso de tu herramienta de acoso favorita, y lanzarte a los azules océanos de sexo que provee Twitter.

El problema es que todas las guías de Twitter son para ser más exitoso con tu marca/empresa/carrera/ego a largo plazo. No te explican lo que atrae al público crédulo y ansioso de nuevas experiencias que tanto deseas que te satisfagan. Pero no temas, aquí vengo para ayudarte.

Esta primera parte va dedicada a introducir tu persona a Twitter de manera eficaz.

1. La importancia de llamarse @repenetrator69

El nombre es la carta de presentación en la red. En lo posible, no debe ser tu nombre completo, a menos que tengas un nombre interesante o que seas famoso en algo. Tu nombre debe expresar claramente y sin lugar a duda lo que deseas encontrar. Debe conquistar con la lectura rápida. Y debe concordar con la imagen que quieres dar. Si quieres que sepan que lo que buscas es sexo, expresa de antemano tu deseo. Por ejemplo: @gataencelo. Mientras más raro sea tu fetiche, más claro debe estar desde el comienzo, no dudes en usar nombres como @orinameperra si eso es lo tuyo.

2. Una imagen dice más que mil palabras

La apariencia es lo único que importa en la vida. Una foto de 3/4 con una expresión misteriosa en la cara con fondo negro, mientras apoyas la mano en la barbilla funciona en gran parte de los casos. Si quieres mostrar tus músculos, hazlo haciendo alguna actividad donde no parezca que estás posando para revistas de porno gay (incluso si eres gay, es de mal gusto, a menos que aparezcas en revistas porno). Si eres una mujer, toma fotos desde ángulos halagadores de lo que consideres que puede servir para conquistar: Si tienes sobrepeso, una foto de tu rostro en expresión de orgasmo fingido o “soplando una vela”, o en su defecto, tu cuerpo en ropa interior con la cabeza cortada.

Los autorretratos en el espejo deben evitarse si tienes más de 16 años.

No olvides que la gente que usa caricaturas y tonterías por el estilo es gente horrible que no debes seguir. Si ves a alguien así, insinúa que es fea a ver si te muestra sus fotos por la indignación. Si no lo hace, es fea, tiene novio o es lesbiana. O puede ser Freddie.

3. Tu identidad es lo que quieras que sea

¿Así que trabajas en la sección de quejas y devoluciones de un almacén de cadena? Nadie querrá acostarse contigo si escribes que eso es lo que eres. Haz uso de cualquier hobby que tengas para describirlo como tu profesión. Fingir ser fotógrafo tiene buenos resultados, y puedes ofrecer tus servicios para desnudos en mensajes privados, para poder lograr intimidad de un modo sencillo.

Decir que estás loco/a no es mayor cosa. Especialmente en un medio de gente desocupada que está obsesionada con delirios de celebridad que quiere que la gente lea lo que dice. No puedes competir con alguien que finge ser presidente de Venezuela.

Recuerda escribir sobre tus gustos musicales y el equipo deportivo del que eres fanático. No hay nada peor que meterse con gente que no comparte tus obsesiones absurdas.

4. La primera impresión es lo que cuenta

Si quieres ser popular desde el comienzo, hazlo con frases infalibles. Escribe que necesitas bañarte en una tina porque eres una chica sucia, menciona como te gusta que te muerdan el cuello o publica fotos en ropa interior. Si eres hombre, compra un libro de Oscar Wilde o de Paulo Coelho y fusila sus frases sin vacilación y sin citarlo. Si lo prefieres, haz variaciones simples de frases famosas o de refranes populares. La clave es parecer interesante y misterioso en todo momento. Especialmente si tienes pareja, para que no descubra que estás coqueteando por Internet.

Dependiendo del público al que quieras llegar, debes fijarte en tu ortografía y tu capacidad de formar frases coherentes. No corrijas la ortografía de alguien con quien quieres tener sexo casual.

5. Consigue un séquito

El número de “seguidores” de Twitter en el fondo es una metáfora del tamaño de tu pene virtual. A diferencia del que tienes en el mundo 1.0, puedes aumentarlo artificialmente más de 2 cms. Debes hacer todo lo posible para que sea tan grande como se pueda. No existen límites éticos o morales que no debas violar para lograrlo.

Habla sólo de los temas populares del momento, únete a los grupos de gente popular y ataca a quienes todos los demás atacan. Como si fuese la escuela.

Escribe palabras que sirvan de anzuelo para que te sigan cuentas de SPAM: Britney, Suck, Pr0n, Porno, XXX, Bush, Obama, Glee. La gente no se fija si tus seguidores son reales, sólo en el número de seguidores que tienes.

Si tienes algo de poder en el mundo real, haz que te sigan a cambio de chantaje o promesas. Paga si es el caso para que se agrande tu pene virtual.

Lee la continuación…

Tía Xime,
La conversación es un arte moribundo, larga vida a Twitter.

Imagen por shovellingson

 

Temas:

6 Respuestas para “Twitter y el arte de la seducción 2.0 (Parte 1)”

  1. Qué perdida de tiempo…

  2. De lo peor

  3. “y lo decepcionante que ha resultado ver en Facebook lo que pasó con aquellos que te atraían en la infancia o la universidad”

    Cuan cierto!

  4. Les diria que lean un librito . jeje…
    una pista . solo su nombre .. mario
    atte R. Su

  5. Hasta ahora me entero de este blog.
    Ala, tiaxime, eres grande grande.
    Me ha encantado.

  6. SON TODOS UNOS MALDITOS IDIOTAS PINCHE CABRONES .
    ami no me jodan con estas barbaridades que inventan ,
    cada uno jkdsfhjdfsgwkfwjegsdasdkfnjfndskfmksdgs
    (cabezazo al teclado)

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.