Razones para tener miedo al futuro

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   14 de marzo del 2011

Con las catástrofes naturales, revoluciones, fugas de aceite y emergencias nucleares, muchos lectores jóvenes (al menos aquellos más suspicaces) habrán notado que los mayores entramos en modo apocalíptico: Gritamos que el mundo se va a acabar, asumimos la posición fetal en lugares públicos y acabamos decepcionados al seguir vivos tras haber estado esperando con ansias el estallido de bombas atómicas.

Deseamos que el fin del mundo sea pronto. Perdimos la oportunidad en 1999 y en 2001, pero tenemos fe en el 2012. El día del juicio nos espera.

¿Por qué los adultos tenemos tanto miedo al futuro?


El futuro es brillante, mis jóvenes lectores. Lo digo por la radiación, las pantallas luminosas de los muchos aparatos electrónicos que nos deslumbran y por el calentamiento global.

En vez de tratar de arreglar el mundo, nos hemos conformado con rezar o usar la ciencia para nimiedades absurdas, como descubrir que el veneno de serpiente sirve para que no nos salgan arrugas o hacer que los ancianos tengan erecciones por mucho tiempo (tomen un momento para imaginar a sus abuelos copulando tan violentamente que sus prótesis dentales caen sobre sus abuelas a mitad de un grito orgásmico).

El futuro que les ofrecemos


No hay carros voladores ni hoverboards ni robots esclavos que hagan algo aparte de lucir tan aterradores como muñecos inflables que mueven la boca. En resumen, el futuro es una decepción.

Lo bueno es que los jóvenes están dando de su parte bajando las expectativas respecto al futuro y albergan sueños cuya bajeza es apenas comprensible. Ya ninguno quiere ser astronauta, pero millones corren a hacer filas para aparecer en la televisión a ser ídolos de subnormales más ignorantes que ellos. Es bueno que amen hacer filas. En el futuro les espera un plato de sopa al final de cada fila que harán. A la mayoría al menos.

Ya logramos hacer que regalen toda su información personal en línea, que compartan sus más íntimos pensamientos para poder aprovechar sus depresiones y desordenes alimenticios para venderles bebidas dietéticas y pantalones ajustados, que resaltan todos los defectos de sus cuerpos faltos de actividad física y su alimentación a base de productos de Monsanto. Los tenemos tan manipulados que son capaces de pagarnos por tener un aparato que nos ayuda a encontrarlos en una multitud.

El futuro profesional de nuestros jóvenes


Los estudios no les van a ayudar a tener un futuro con un trabajo estable, porque tendrán que competir con candidatos de todos los lugares del mundo. Hay personas en zonas de conflicto que agradecerán la oportunidad de trabajar para industrias multinacionales, personas que no conocen el significado de la palabra sindicato, que se conforman con contratos cortos y que no viven lo suficiente para llegar a la edad de jubilación. Y tendrán que competir también contra aquellos que perderemos el dinero de nuestras pensiones gracias a las medidas de rescate económico de nuestros gobiernos.

No tengo fe de que logren hacer gran cosa si tienen que correr a revisar lo que hacen sus amigos virtuales cada minuto, así que descarto cualquier idea de hallar la cura contra el cáncer, descubrir nuevas formas de vida en el espacio exterior, o que logren crear obras de arte que trasciendan esta década. Tengo claro en cambio que las mayores concentraciones de mendigos del futuro estará ligada a las zonas donde haya Wi-Fi gratuito o pantallas de TV encendidas. Y que todos dependerán de YouTube para saber como reparar fugas de agua o aislar ventanas en caso de un huracán.

Es probable que una generación criada por la televisión y acostumbrada a ver todo a través del cristal de las drogas para la hiperactividad puede hacer algo que valga la pena en los nuevos medios de comunicación, pero lo dudo. Es evidente que voy a ver series de TV sobre personas que ven series de TV todo el día, y películas sobre juguetes de Lego o memes de Internet. (Forever Alone… en 3D)

Pero no todo es horror y oscuridad


En el futuro, la gente dejará de buscar excusas para disfrazarse y vestirá su uniforme de Stormtrooper o de Sailor Moon para ir al trabajo.

Los ancianos, al estar mejor alimentados y ser la fuente de toda la información sobre cómo funcionan las máquinas, recibirán mejor atención médica y cuidarlos será una industria en crecimiento.

Es probable que no sean longevos (corran a buscar en Google lo que significa esa palabra).

Tal vez alguno de mis lectores crezca para convertirse en protagonista del reality show “Miren todo lo que cabe en mi boca”.

Tía Xime,
No te preocupes por el futuro. Todo se muere al final.

Imagen de x-ray_delta_one

 

Temas:

5 Respuestas para “Razones para tener miedo al futuro”

  1. Muy ad hoc con lo que sucedio ultimamente, ademas de llevar ese toque “tu madre” de la tia.

  2. Muchas veces me pregunte que iba a hacer para mi futuro, siempre pensando en como dejar mi huella en el mundo cuando me muera.. pero un dia me di cuenta que seguramente en 100 años o mas aunque sea presidente no me van a recordar amenos que haya cambiado el mundo.. asi que prefiero aprobechar el momento y vivirlo feliz antes que vivir en un rol para nunca lograr ser yo mismo y vivir dependiendo de alucinogenos o cosas artificiales para lograr divertirme

  3. Sabía que iba a acabar en un reality show…

  4. Hi I like your blog. Do you need to guest submit on mine someday? If so please tell me by means of e mail or perhaps reply to this kind of opinion because We signed up for notifications and definately will know should you.

  5. What’s Going down i am new to this, I stumbled upon this I have discovered It absolutely useful and it has helped me out loads.
    I hope to give a contribution & help other users like its aided me.
    Good job.

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.