Los peligrosos “Juegos Mentales”

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   6 de agosto del 2010

¿Te sientes mal porque han jugado con tus emociones y te han llevado a un punto de desesperación y tristeza?

Perder es algo horrible, en especial si no sabes las reglas del juego, ni sabías lo que estaba en riesgo, ni tenías idea que estabas en un juego. No teman, pobres perdedores, porque no son los únicos que han sufrido esta horrible experiencia. Es hora de enseñarte los juegos que estás jugando sin saberlo.

El juego de la espera

Este juego es especial. Lo usual es tratar de jugar con las convenciones sociales (Esperar 3 días antes de llamar, No mostrar entusiasmo por la llamada, Mantener cordialidad, Sugerir que somos gente ocupada). En muchos casos, el demorar un poco el contacto, despiertas traumas de abandono que vienen de su infancia… y no aumenta la expectativa, sino que genera la sensación de inferioridad que no siempre es deseable. Puede volver a la víctima agresiva y sarcástica. Ganas en cuanto descubras el balance entre lo que es capaz de esperar antes de enloquecer y cortarse las venas.

El acto de desaparición

Llenas a tu víctima de atenciones, le haces sentir que es importante, que nada es mejor en tu mundo que su compañía y después cortas por completo las comunicaciones. La clave es esperar un poco, regresar sin dar excusas y ver si la necesidad le hace aceptar que tú tienes el poder y que si llega a pensar en discutir, puedes volver a desaparecer. Tras el regreso, no alimentas tanto su hambre de afecto, para que se pregunte qué hace mal y trate de compensar.

Buscar la pelea

Sientes la necesidad de sabotear la situación porque eres incapaz de ser feliz si no puedes hacer algo que haga tu vida miserable. Tal vez temes que tu pareja se enfurezca por algo que hiciste, así que piensas que es mejor tomar la iniciativa. Este juego comienza con una pregunta inocente a la que no se pueda responder sin que entres en un ataque de furia que envidiaría un San Bernardo de 100 kilos en la fase neurológica de la rabia. Una pregunta como “¿Te parece que me veo gorda últimamente?” o “¿Insinúas que tengo tendencias homosexuales?”. Cuando ganas este juego, tu pareja te odia y guarda resentimientos que nunca le abandonarán. DIVERSIÓN GARANTIZADA.

Leer mentes

Este peligroso juego depende de tus poderes telepáticos o deductivos, debes saber lo que tu pareja siente sin que sea capaz de expresarse en lo absoluto. Espera que entiendas gracias a su silencio que quiere que le prestes más atención, que dejes de burlarte de sus protuberancias graciosas, que no saludes a tus amistades de beso en la mejilla o que se siente frustrado porque no ha habido sexo oral en las últimas dos semanas. Pierdes el juego si preguntas si le pasa algo, lo cual puede llevarlo a un arranque violento y a gritar sobre no ser comprendido.

El juego de roles

Este es un juego que toma mucho tiempo, y que es muy difícil ganar. Consiste en cambiar gradualmente a tu pareja hasta que se transforma en la mágica y contradictoria combinación de tus fantasías. El ganador gana una pareja que dista mucho de ser feliz y que duda de su propia identidad. O sale huyendo de la relación con unos pocos golpes a su autoestima. Todo depende de qué creas que significa ganar.

Hacerse más difícil

Este es un juego que es peligroso si se juega al inicio de los acercamientos. Sugieres que hay algo más, pero no lo piensas llevar a cabo. Coqueteas, pero te molestas si te observa como un huérfano que jamás ha visto de donde sale la leche materna. Besas, tocas, muerdes, haces que sienta que va a estallar, pero te retiras porque no quieres apresurar la situación, porque no quieres que piense que eres una zorra. Pierdes en cuanto su libido acelerado por tus acciones le lleva a tener sexo con quien sea que esté dispuesto. Ganas cuando te rindes.

Decir “Tenemos que hablar”

Este es un juego mental, un estereotipo y una prueba de capacidad de tortura, todo en un solo paquete. Dices las palabras cuando vuelves a ver a tu pareja después de un período de ausencia superior a 12 horas. Dependiendo del nivel de tensión que descubres en su rostro, puedes especular si está escondiendo algo o puedes inventar una excusa sobre algo que te molesta. Él pierde en tanto no esté dispuesto a obedecer tus ordenes. Tú pierdes si descubres algo que no querías descubrir.

El juego de la extorsión

Este juego es un juego muy sencillo, en el que te niegas a algo, o prometes algo a cambio de algo que sabes que tu pareja desea. Todo puede intercambiarse por sexo. Incluso lavar los platos. Suele ser el principio de una vida de continua prostitución a cambio de comida, servicios o vestuario.

El juego de “Mi ex solía…”

Uno de los dos habla sobre las maravillas que hacía su pareja anterior y la compara contra la nueva relación y su falta de esfuerzo, señalando sus fallas en cualquier campo, o de cualquier tamaño, hasta que su pareja actual se desespere, o vuelvas a buscar a la pareja anterior con la ilusión de revivir todas esas buenas experiencias, sólo para terminar siendo usada estrictamente por venganza. Los ex siempre ganan en este juego.

El juego del Ultimátum

En este pariente emocional de la ruleta rusa, alguno de los enamorados da una fecha límite o una serie de reglas inviolables respecto a lo que es incapaz de soportar en su pareja. Pierdes cuando tu pareja descubre que tus reglas se vuelven flexibles si hace promesas que nunca piensa cumplir.

Tía Xime,
La esencia de las relaciones no es el amor, es el poder.

Imágenes de realmrgreen y Thomas Hawk

 

Temas:

12 Respuestas para “Los peligrosos “Juegos Mentales””

  1. Teneis razón tia.

    Saludos desde Nayarit Mexico

  2. mas de estos post por favor, excelente tia Xime.

  3. Tía Xime,
    La esencia de las relaciones no es el amor, es el poder. Dura la frase y ¿el amor verdadero es Poder Equilibrado? ….

  4. porque el amor cuesta tanto…porque el amor es tan difícil si es simplemente amor…para mi el amor es demasiado complicado y por ahora no quiero saber nada de el después de haber pasado muchas situaciones de las que as mencionado.

  5. Sí quieres desesperar a alguien, habla mucho de tu “ex”. Excelente columna Xime.

  6. que guay en serio es genial,… que va es una grandisima putada, y perdon por la palabra, bien yo estoy asi “el acto de desaparicion” “leer mentes” y “el juego de los roles”, llevo 2 años conviviendo con mi novio yo tengo 22 y el 28 y esas cosa me suenan pila, y ahora que hago? ¿me ayudas?

  7. Ja! bastante interesante…

    Saludos al JPCW

  8. tonta xime

  9. Estos post me producen una sensacion ambivalente, por un lado gracia y por otro desagrado.

    Es cierto que las reglas de seduccion en ambos generos son distintas y esto consecuencia de que filogenicamente hombres y mujeres somos distintos y dentro de esas diferencias en pareja nos complementamos.

    Este tipo de “supuestos” juegos mentales, es usualmente mas usado por mujeres que por hombres, primero porque emocionalmente ellas geneticamente estan (quizas por la maternidad mejor equipadas que los hombres a preveer los estados emocionales de sus bebes) esto las hace mas habiles en un mayor numero de canales de comunicacion (verbal y paraverbal) que … Leer mas

  10. jajaja ke rifado esta esto se ve k sabes algo de psikologia we

  11. cual es el juego

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.