Guía para el éxito en las entrevistas de trabajo

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   9 de mayo del 2013

Si hay algo en lo que soy experta es en la búsqueda de nuevos trabajos. Gracias en muchos casos a mi increíble habilidad para perderlos. Esta experiencia me ha permitido conocer diversas tendencias en las técnicas usadas por los farsantes representantes de Recursos Humanos a través de los años. Conocimiento que resulta provechoso para mis lectores en este inestable mercado laboral actual.

Yo ya tengo un trabajo, ¿para que quiero leer tu mugrosa columna?



En la actualidad todos corremos el riesgo de terminar desempleados. Gracias a creativos cambios en las leyes laborales es probable que tu pensión haya desaparecido, que tu cargo sea revendido a convenio de outsourcing en India o que tu jefe huya del país en las próximas 48 horas con un maletín lleno de dinero que hubiese podido servir para pagar la nómina.

Sé lo que piensas. “Perder un trabajo es una oportunidad para crecer. Puedo cumplir mi sueño de hacer mi propia empresa y producir por mi cuenta”. Es digno de aplaudir que pienses eso, pero lo más probable es que pases los primeros meses de desempleo comiendo Doritos y masturbándote brutalmente durante horas viendo fotos manipuladas de celebridades teniendo sexo con diversos tipos de Pokemón. Crear una empresa es un trabajo duro, que requiere dinero, contactos sociales y un par de úlceras intratables.

En resumen, terminarás usando eufemismos actuales para no decir Desempleado: Teletrabajador, Freelancer, Consultor, Emprendedor. Y después de un tiempo, volverás al mercado de trabajo a enfrentar lo que te toca.

1. Prepara tu entrevista de trabajo



Lee con atención la oferta de trabajo. Es bueno que sepas de antemano qué tan deshonesta es la oferta. Si ves “Capaz de trabajar bajo presión” se trata de explotación sin horas extras y para clientes que no saben lo que quieren o que tienen la intención de acosarte sexualmente desde el comienzo. Si la descripción del trabajo es vaga, la probabilidad de hacer el aseo, lavar ropa y ser niñera en horas extra no remuneradas es mayor. En muchas ofertas de trabajo que hablan de “Grandes oportunidades de comisión” se trata de cultos y lavados de cerebro para molestar a la gente con más intensidad que un testigo de Jehová.

Ten cuidado con “Salario a convenir”, “Disponibilidad las 24 horas” o “Excelente presentación personal” ya que suele tratarse de prostitución y otros empleos de moral flexible.

Ellos mienten, así que tienes absoluta libertad para mentir. Usa a tus amistades como referencias laborales, finge tener un par de postgrados y si quieres miente sobre tu diploma y la universidad de la que te graduaste o si te graduaste. Pero recuerda investigar bien. La clave de mentir eficazmente está en la preparación.

2. Vístete para el éxito



Recuerda que el personal de recursos humanos está compuesto en su mayor parte por psicólogas que son demasiado superficiales para dedicarse a la terapia o la investigación, así que debes vestirte lo mejor posible. Viste como si fueses a una cita. Toma una ducha, así sea que el cargo se trate de hacer aseo en subterráneos. Dependiendo de tus atributos, haz uso del escote más pronunciado posible y de la cartera más costosa que tengas. Lleva fotos de tus hijos (de cuando eran pequeños y tiernos). Y por lo que más quieras, lava tus dientes.

Lleva copias de tu currículo porque en muchos casos los de recursos humanos no se van a acordar de tu nombre o de la cita para la entrevista.

3. El proceso de seducción laboral



Lo más importante en la entrevista es simpatizarle a los de Recursos Humanos, ser competente es lo de menos. Usa el mismo lenguaje corporal que usarías en una cita. Recuerda mentir sobre tus experiencias como lo harías en una cita. Finge interés como lo harías en una cita. Es lo mismo que una cita, salvo que necesitas que te llame para una segunda cita. Y que si tienes sexo con tus entrevistadores, debes hacerlo muy bien.

En entrevistas de trabajo recuerda mirar a los ojos, vestir bien y responder las preguntas personales con lo que Google te diga.

La moda actual son las “preguntas de comportamiento”, que son preguntas que supuestamente reflejan tus aptitudes laborales gracias a cómo te comportaste en el pasado. Es mejor decir “Perdí mi trabajo por acostarme con el jefe” que “Mi jefe me echó porque dejé de acostarme con él”. Piensa a futuro. Modifica todo lo que digas para presentarlo como algo positivo.

Si te preguntan cual es tu principal defecto no respondas “Perfeccionista”, es trillado. Responde “Mi mayor defecto es estar desempleada”.

4. Mantén la calma



En una entrevista de trabajo siempre es bueno mantener la calma. No pienses que estás en una situación desesperada, que hay gente esperando a romperte las piernas, que tus tarjetas de crédito han sido cortadas, que en cualquier momento te van a embargar tu casa y que si fallas entrarás en un largo período de depresión y considerarás el suicidio porque ya no tienes dinero para tus píldoras.

La mejor manera de mantener la calma durante una entrevista es imaginar las diversas modalidades en que puedes sacar provecho de la compañía si te contratan. Piensa en el material de oficina que puedes robar y revender a cambio de drogas en callejones, las fotos comprometedoras que puedes tomar con tu celular y lo mucho que te pueden pagar por espionaje industrial si llevas material a la competencia.

5. Agradecimientos



Terminada la entrevista, ya sabes que es probable que no te contraten porque vieron que estás mintiendo, no eres apta para el trabajo o porque uno de los jefes tiene un familiar que quiere el cargo. Sin importar lo que haya sucedido debes enviar una sincera carta de agradecimiento que tiene un formato estándar y rutinario. Recuerda dejar puertas abiertas en caso que estén interesados en llamarte de nuevo, porque es posible que tengas la mala suerte de seguir buscando trabajo en los próximos meses. Tu empleador puede tomar tu insistencia como una buena señal o como una razón para poner una caución en tu contra.

Tía Xime,
La búsqueda de empleo es igual a la búsqueda de pareja: Sucia y decepcionante.

Imagen de patriciofarcuh

 

Temas:

4 Respuestas para “Guía para el éxito en las entrevistas de trabajo”

  1. Jajajajajaja!!! “sucia y decepcionante”….déjame decirte que tienes toda la razón.

  2. Genial, pero si hay que actuar como lo haría en una cita, debería tocarles el paquete por debajo de la mesa, o eso ya sería demasiado?

  3. Soberbio!!! me encanto!!! estos si son consejos, no estupideces impracticas y ambiguas jajaj.

  4. No olvidar poner en la hoja de vida “proactivo” que indica estar dispuesto a ser el adulador del jefe

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.