Domingo de Recetas: Usando el microondas

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   10 de abril del 2011


Para muchos de mis lectores, el horno microondas es una aparato más en la cocina, uno que siempre ha estado ahí, como la tostadora o la licuadora. Ignoran la maravilla que fue ver por primera vez que algo se calentaba sin la presencia de llamas u objetos a altas temperaturas. Yo amo el horno microondas. Entre otras, porque todo lo que metes en su interior puede ser afectado de maneras inesperadas (Ej.: Jabón).

Cocinar en el microondas me sigue haciendo sentir que vivo en un mundo de ciencia ficción. Uno en que las cosas no funcionan muy bien.



Una de mis cosas favoritas es hacer arroz instantáneo. Sólo que demora realmente unos quince minutos. Y sabe a cartón. Pero si usas mucha salsa de tomate, es pasable. O al menos no te va a matar. No a corto plazo. *

Necesitas una porción de arroz, y el doble de dicha porción en agua. Usa cualquier cosa que creas que sirva para medir eso. Si tienes aceite, sal o mantequilla, sal de ajo, salsa de tomate… en fin, algo que puedas echarle al arroz, la receta mejora un poco.

Lo primero es enjuagar el arroz un poco. Si tienes pereza, no lo hagas. Es probable que esta receta sepa horrible sin importar lo que hagas como paso preliminar.

Mezcla el arroz, el agua y lo que sea que hayas conseguido en un recipiente que sirva para microondas. Si no dice que puede usarse para microondas en ninguna parte, es probable que se derrita o estalle o se prenda en llamas. Lo cual igual puede ser divertido, pero quedarás con hambre.

Busca algo con que cubrir tu recipiente antes de meterlo al horno. Algo que no se derrita ni estalle.

Déjalo unos quince minutos usando el máximo de poder. Y no abras por al menos cinco minutos después de que termine. Aprovecha ese tiempo para pensar qué estás haciendo mal en tu vida para tener que cocinar arroz en un microondas, en vez de ir a un restaurante o comprar comida rápida a domicilio. No abras el microondas, o los duendes que lo hacen funcionar se molestarán contigo y te quedas sin arroz. Regresa cuando esté listo. Si tu cocina no está incendiándose, tienes mucha suerte.

Ahora abre el microondas y siente el olor de tu arroz instantáneo. En el mejor de los casos, tendrás arroz insípido y de textura interesante.

Notas para cocinar en microondas:


  • Todo lo que arrojes al microondas va a adquirir consistencia gelatinosa. Lo cual agradecerás cuando pierdas los dientes por culpa de tu mala alimentación.
  • La comida de microondas tiene una característica particular y es que es comida reprimida: Fría por fuera, pero muerdes y te quemas la lengua por culpa de lo caliente que está por dentro.
  • No puedes meter nada metálico en el microondas. Ni animales pequeños.
  • Los botones predeterminados están basados en las fantasías eróticas y promesas vacías de ingenieros electrónicos. Casi nunca es el tiempo correcto, así que debes ser vigilante, pero hacerlo a cierta distancia.
  • Mantener una distancia segura es importante. Nunca sabes lo que te puede causar cáncer. Así que aprovecha para fumarte un cigarrillo mientras tu comida está lista.

Tía Xime,
Me preocupo por tu bienestar. Porque no quiero que me demandes.

Imagen de mr.mosly

*En caso de cualquier eventualidad, tiaxime.com no es responsable de la estupidez, irresponsabilidad, estado de embriaguez o enmarihuanamiento de sus lectores.

 

Temas:

2 Respuestas para “Domingo de Recetas: Usando el microondas”

  1. jajaja buenisimo, la vdd, no paro de leer todos tus consejos!

  2. lo voy a hacer en serio tengo que checar si funciona.

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.