A favor y en contra de la Legalización

[X] Por Tia Xime [ ] Consejos   19 de abril del 2011

Cuando se trata de hablar de legalización, las reacciones se dividen claramente: Aquellos que creen que el mundo se arregla en un costado, los que creen que es una infamia que ataca sus corazones moralistas en el otro.

Como en casi toda discusión, ambos están equivocados.



Legalizar no es liberar. Es legislar. Todos esas fantasías casi sexuales que tienen sobre el fin del mundo a manos de de drogadictos inmorales teniendo sexo en las calles sin protección, con jeringuillas colgando de sus genitales mientras se sacuden al ritmo de música satánica puede ser muy placentero (o aterrador), pero no va a suceder.

Legalizarla no hace desaparecer el crimen, sólo traslada su campo de acción. Los traficantes no se volverán hombres de bien, ni seguirán siendo igual de rentables en cuanto tengan que pagar salarios, prestaciones, publicistas, sobornar a los de salubridad, competir por el mercado sin matar a sus contrincantes, pagar por uniformes y gastar en empaques llamativos para sus productos. Simplemente se mudarán a otros sectores donde sus talentos son necesitados, como la policía o el sector bancario. La producción caerá en manos de conglomerados industriales y muchos cultivos serán manipulados por corporaciones que hacen parecer inocuo a cualquier pandillero drogado con una ametralladora, como Monsanto.

Los consumidores tampoco van a ser felices. Dejarán de ser rebeldes para ser simples mercados por explorar, asediados por un mundo que quiere su dinero. Las investigaciones de las consecuencias de fumar y las condiciones higiénicas de los cultivos se volverán un tema importante, al igual que las condiciones de trabajo de los campesinos. “Comprar local” será algo cada vez más complejo y costoso. Cultivar tendrá muchas reglas a seguir. Y los espacios para fumar los harán convivir con los fumadores de nicotina. Las cajetillas vendrán con imágenes aterradoras de lo que puede causar el consumo. Además, ya no se podrá regatear el precio.

Tu proveedor de confianza ya no podrá mantener su estilo de vida, tendrá que dedicarse a una vida de crimen (muy corta por culpa de su pésimo estado físico y sus reflejos lentos) o peor aún, conseguir un trabajo decente en algo degradante, como ser cajero de McDonald’s. Será el fin de la atención personalizada.

No hay nada a lo que no se pueda ser adicto. Estampillas, chocolates, píldoras, solvente industrial…



A favor, debo decir que será mucho más higiénica, empacada en masa y sabrás lo que pagas. Es detestable la falta de control de calidad. Tener que cambiar de proveedor es tan frustrante como cambiar de pareja. Las citas a ciegas, las malas recomendaciones, la sensación de ser usada sólo por dinero, la desconfianza y el temor a quedarte sin tu dosis son horribles.

Poder ir a un dispensador sin pensar que te van a asaltar, vender mercancía defectuosa (u orégano), arrestar o amenazar tiene su encanto. Pagar con tarjeta de crédito al mismo tiempo que pagas por tu alcohol y un par de pepinos es otra gran ventaja de la legalización.

Legalizarla también hace que el producto sea más atractivo a muchas más personas, que nunca se hubiesen atrevido antes. Tendrá un estatus distinto. Los adictos preferirán ciertas marcas sobre otras por razones ridículas y artificiales, como lo hacen con la cerveza. Y consumirán un producto controlado, que paga impuestos y que será fuente de empleo… excepto para el cultivo, que será realizado por mano de obra barata en países subdesarrollados. Hay cosas que no cambiarán por ahora.

No se preocupen por la legalización, después haremos ilegal a alguna otra cosa que podamos culpar de la destrucción de nuestra sociedad.

Tía Xime,
Lo más difícil de legalizar la marihuana es tener que confiar en la madurez de los consumidores.

Imagen de nathaninsandiego

 

Temas:

3 Respuestas para “A favor y en contra de la Legalización”

  1. todo eso es cierto pero, creo que falta la otra cara de la moneda; esa que indicabas en el título como “En Contra” porque todo el texto para ir en dirección del “A Favor”.

  2. “después haremos ilegal a alguna otra cosa que podamos culpar de la destrucción de nuestra sociedad”. Genial, así funciona la sociedad, así de sencillo.

  3. Destrucción de la sociedad? O de la zoociedad?

    Me parece un excelente post, hay que leerlo con cuidado porque los contras están muy bien explicados.

¿Qué quieres comentar?

¿Quieres que tu avatar salga junto a tu comentario? Hazlo registrándote en gravatar.